Ultraman se convirtió en el mejor amigo de este gatito rescatado

Las mascotas son una responsabilidad que no todo el mundo llega a ser apto para afrontar, pues a pesar de que hoy en día hay una cultura un poco más amplia sobre la práctica de la adopción animal en la que mascotas abandonadas son rescatadas de la calle, aún falta mucho por hacer, ya que a pesar de las campañas que se realizan para evitar el abandono animal, año con año millones de personas inconscientes llegan a abandonar a su suerte a estos animalitos que suelen ofrecernos su atención y cariño incondicionales.

Para fortuna de estos animalitos han estado surgiendo cada vez más historias de personas que rescatan a mascotas abandonadas, y recientemente una de las historias de este tipo que ha sonado desde Japón es el rescate que realizó una familia a un pequeño gatito de pocos días de nacido, el cual encontraron abandonado a la orilla de la carretera. Al pequeño minino lo llevaron a casa y lo llamaron Koma.

Pero el detalle curioso que volvió viral su rescate es que, con el paso de los días en que iban dándole los cuidados necesarios para su recuperación y crecimiento, a Koma le dieron un peculiar compañero para cuidarlo, el cual fue una figura articulada de Ultraman que lo ha estado acompañado en varios momentos de su vida, y tras ver sus fotos te darás cuenta de porque este dúo cuenta con más de 70 mil seguidores en Instagram.

1. Rescatado.

Rescatado.
0
0 Votes

Crédito: @komagram2015

Este es Koma, un gatito que fue rescatado de morir en la calle.


2. Abandonado en la carretera.

Abandonado en la carretera.
0
0 Votes

Crédito: @komagram2015

Koma fue recogido por una familia tras ser abandonado en la orilla de la carretera.


3. Sin esperanzas.

Sin esperanzas.
0
0 Votes

Crédito: @komagram2015

Tras llevar al pequeño gatito a un veterinario, el doctor no pronosticó esperanzas para el gatito.


4. Cuidados extremos.

Cuidados extremos.
0
0 Votes

Crédito: @komagram2015

Después de la evaluación, el veterinario dijo a la familia que el gatito no viviría más de una semana.