Si aún tienes a tus padres, seguro te han sucedido estas cosas, no importa si tienes 50 años.

Publicidad

Cuando somos pequeños, sobre todo cuando somos adolescentes, queremos crecer lo más rápido posible, para poder salir de la casa de nuestros padres. Ellos siempre están encima nuestro, preocupados por todo lo que nos sucede, diciéndonos lo que tenemos que hacer y eso es bastante molesto para nosotros.
¡Por fin! Ya tenemos la edad suficiente y la capacidad económica para irnos de casa, para ser independientes y alejarnos del "yugo" paterno, por fin podremos mandarnos solos y hacer lo que nos venga en gana.  Ya conseguimos el lugar perfecto para comenzar nuestra vida "adulta", tenemos todo lo necesario: un espacio nuestro, un buen trabajo y el criterio necesario para resolver cualquier cosa que se nos presente.
El primer día en ¡nuestra propia casa! Es más que genial. Solo que al comenzar el día, nos damos cuenta de que extrañamos que mamá, nos lleve una taza de café a la cama al levantarnos, que papá pregunte si necesitamos algo, para salir a nuestras actividades diarias...en fin, seguimos y al salir, sentimos un silencio tan grande que nos hace recordar, los múltiples besos que mamá nos daba cuando salíamos de casa, pero eso no importa.  Al llegar al trabajo y la hora de comer, te das cuenta de que la comida de mamá es mucho más rica que lo que venden en la tienda de al lado de la oficina y entonces reconocemos que extrañamos mucho estar en el nido, aún así, somos demasiado "adultos" para reconocerlo.
En fin, aunque todo esto suceda, yo te aseguro que tus papás no dejarán de preocuparse por ti y de indicarte lo que debes hacer, aunque seas independiente, autosuficiente y tengas 50 años.

 


Fuente: videismo.net
Publicidad

1. ¡Quiero que me cure mi mamá!

¡Quiero que me cure mi mamá!
0
0 Votes

Crédito: Adars.

Cuando ya somos "grandes" y enfermamos, estando solos en nuestra casa, queremos que venga mamá y nos cure y nos cuide como cuando eramos niños.

2. Siempre nos dicen que lo que hacemos es lo más bonito.

Siempre nos dicen que lo que hacemos es lo más bonito.
0
0 Votes

Crédito: Taringa.

Aunque ellos saben muy bien, que no siempre hacemos muy bien las cosas, no podrían rompernos el corazón con un comentario negativo, no importa que seamos adultos.
Publicidad

3. Papá nos sigue viendo como su pequeña princesa.

Papá nos sigue viendo como su pequeña princesa.
0
0 Votes

Crédito: Top mother.

Y está "supervisando" siempre a nuestros novios, tema que ya no es muy fácil conversar con ellos.

4. Nos quieren abrigar ¡mucho!

Nos quieren abrigar ¡mucho!
0
0 Votes

Crédito: Muy mama.

Para que no vayamos a enfermar, aunque saben perfectamente que al salir de casa, nos desvestimos por completo.