DONALD TRUMP HUMILLO A ENRIQUE PEÑA NIETO Y AMENAZO CON ENVIAR TROPAS ESTADOUNIDENSES A MEXICO

Publicidad

El pasado 27 de enero se realizó una llamada telefónica entre el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su homólogo estadounidense Donald Trump. El hermetismo en torno a esta  conversación fue notorio y salvo el comunicado oficial por parte de la Presidencia de la Republica,  poco se supo respecto al contenido de dicha plática.

 

El comunicado oficial de esta conversación fue el siguiente: “Los Presidentes tuvieron una conversación constructiva y productiva en torno a la relación bilateral entre ambos países, incluyendo el tema del déficit comercial de Estados Unidos de América con México, la importancia de la amistad entre nuestras naciones, y la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas." Además, se llegó a un supuesto acuerdo sobre dejar de hablar en público sobre quien pagaría el muro que pretende construir Donald Trump en la frontera con México.

 

Hasta el día de hoy desconocíamos el contenido y tono de esta conversación pero gracias a la periodista Dolía Estévez se ha filtrado un segmento de dicha llamada en la que la periodista refiere que Donald Trump señalo siguiente: ““No necesito a los mexicanos, no necesito a México. Vamos a construir el muro y ustedes van a pagar quieran o no, les guste o no”. Trump también amago con imponer un arancel del 10% a todas las exportaciones de nuestro país, llegando hasta un 35% a las más le duelan a México menciono el presidente americano.

 

Donald Trump critico el papel que desempeñan las fuerzas armadas mexicanas recto al combate al narcotráfico y amagó al presidente Peña Nieto con enviar tropas estadounidenses a México para combatir a los carteles de las drogas.

 

Dolia Estévez revelo en entrevista para Carmen Aristegui que frente a la embestida de Donald Trump, la respuesta del mandatario mexicano fue completamente humillante, poco digna y durante grandes segmentos de la llamada balbuceo y entrecortó sus respuestas. Aunque en los comunicados oficiales de los gobiernos americano y mexicano se escribió que la llamada duró cerca de una hora, en términos reales el lapso de comunicación fue de apenas 20 minutos porque Peña Nieto no sabe hablar bien ingles y necesito la ayuda de un intérprete durante la conversación.

 

 

 

Publicidad

¿Qué te pareció?