Momentos en que los útiles escolares nos dieron terribles dolores de cabeza

Cuando recordamos nuestros años de escuela, lo primero que pensamos es en nuestros amigos, en las clases, en los maestros que tuvimos, en lo aburrida o difícil que era alguna clase.

Probablemente también recuerdes al niño o niña que te gustaba y cómo fue tu primer amor. El recreo y todos los juegos que solías jugar, las caricaturas de las que hablaban, en fin, una gran cantidad de memorias que nos dan alegría de recordar.

Sin embargo, existe algo que nos acompañó desde la primaria hasta probablemente la universidad, en algunos casos Godínez puede que siga ocurriendo pero eso ya es otra historia.

Hablamos de la cuestión de los útiles escolares y la papelería en general, y es que si en sí el elegir nuestros útiles siempre era un proceso divertido para nosotros, el hacerlos sobrevivir hasta el final del ciclo y aprender a tolerar las situaciones incómodas que se nos presentaban era algo muy diferente.

Por más ridículo que parezca, cada útil era diferente y tenía sus propias complicaciones, no por nada llegamos varias veces manchados de tinta o con menos de lo que salimos de casa.

Entre lo que prestabas y lo que dejaba de servir, lo que no te importaba desperdiciar en cosas que no eran de la escuela siempre terminábamos teniendo que reponer algunos antes de que saliéramos de ese año escolar.

Estas imágenes te harán recordar algunos dolores de cabeza.

1. Resortes molestos.

Resortes molestos.
0
0 Votes

Crédito: YouTube.

Cuando uno de los resortes de tu cuaderno se jala o se mueve de lugar.

2. Ataque de nervios.

Ataque de nervios.
0
0 Votes
Cuando arrancas una hoja y pasa esto.

3. Perdido.

Perdido.
0
0 Votes

Crédito: DHGate.

Cuando te piden prestado algo y siempre terminan perdiéndolo.

4. Subrayado equivocado.

Subrayado equivocado.
0
0 Votes

Crédito: Sandía 2.

Cuando querías un cuaderno a rayas y te encuentras con esto.