Estos son los 10 errores que más se cometen a la hora de enviar un currículum

Publicidad

Sin duda alguna encontrar trabajo es uno de los procesos más estresantes y significativos para nosotros, pues es el momento en el que se pone a prueba todo lo buenos que decimos ser y todo lo que hemos aprendido.

Todo comienza con un currículum vitae, una "hoja de vida" como la llaman, en la que describes tus habilidades, tus estudios, y los trabajos que has realizado a lo largo de tu carrera profesional.

Lo más difícil es la primera vez que lo hacemos, pues evidentemente nos sentimos acorralados al momento de realmente no haber hecho nada significativo desde nuestro punto de vista.

Sin embargo, son cientos de personas las que aconsejan no mentir en un currículum, pues después todo se puede poner peor cuando se den cuenta de que en realidad no sabes hacer eso o cuando debas comprobarlo bajo presión al entregar algo a tu nuevo jefe.

Por otro lado, estan los que quieren anotar todo lo que han hecho y participado desde el kinder, sinceramente a nadie le importa que hayas ganado el tercer lugar en el concurso de declamación de tu preparatoia.

Mira estos tips para hacer un CV.

COMPARTE

 

Información obtenida de RecreoViral

Fuente: videismo.net

Publicidad

1. No te excedas

No te excedas
Si crees que por poner más detalles en tu CV éste se verá más interesante, te equivocas. La realidad es que lo haces más aburrido. Lo ideal es hacerlo de una página, máximo dos.

2. Errores de dedo o de ortografía

Errores de dedo o de ortografía
El presentar un CV con errores de ortografía da la impresión de que eres descuidado y que simplemente no te interesa.

3. Un currículum visualmente aburrido

Un currículum visualmente aburrido
¡Olvídate del Word! Eso ya pasó de moda. Recuerda que lo que buscas es destacar entre cientos de solicitudes, así que a innovar y hacer tu CV realmente atractivo.

4. Escribir detalles innecesarios

Escribir detalles innecesarios
Muchas veces llenamos nuestro CV de detalles innecesarios, por ejemplo ¿por qué al jefe de RH de un despacho de abogados le interesaría saber que ganaste un concurso de diseño digital mientras estabas en la universidad?

5. No escribir los verbos de acción

No escribir los verbos de acción
Muchas veces escribimos cosas como: “Estuve a cargo del área de logística”. Pero realmente los verbos de acción impactan mucho más: “Mi función fue organizar y resolver las problemáticas en el control interno de la empresa”.

6. Enfocarte en las obligaciones, no en los logros

 Enfocarte en las obligaciones, no en los logros
Cuando escribimos solemos poner únicamente las obligaciones que tuvimos, pero es importante darle a conocer al empleador que eres una persona que consigue objetivos. Es decir, en lugar de poner: “Era maestro de inglés”, puedes escribir: “Desarrollé actividades prácticas para enseñar a leer y escribir en Inglés a niños de 5 años”.

7. Hablar de remuneraciones

Hablar de remuneraciones
Evita hablar de cuáles son tus aspiraciones en cuanto al salario; puedes ahuyentar a tus empleadores. Además, si les interesas, ya habrá tiempo para eso.

8. No tener actualizado tu contacto o el de tus referencias

 No tener actualizado tu contacto o el de tus referencias
Tener tu correo, redes sociales, fotografía, dirección o teléfono desactualizado puede dar una muy mala impresión. Además que -obviamente- por un número equivocado puedes perder el trabajo. Creéme, no van a perder su tiempo en investigar el correcto.

9. Indicar todos los seminarios o cursos a los que has asistido

 Indicar todos los seminarios o cursos a los que has asistido
A veces menos es más. Hay cursos o seminarios que, por mucho que te hayan servido a desarrollarte personal o profesionalmente, no les interesa a los empleadores.

10. Mentir o exagerar

Mentir o exagerar
Definitivamente uno de los peores errores. No tienes que inventar ser o hacer algo que no eres o hacer para tener el trabajo. La verdad siempre sale a flote y puede resultar peor.
Publicidad

¿Qué te pareció?