Estas mascotas demuestran que tener un cono de la vergüenza no es nada lindo ¡Pobres!

Publicidad

Al igual que los padres de familia sufren cada que llevan a sus hijos al doctor a base de mentiras blancas y en ocasiones sus hijos terminan tristes o desilucionados, en el caso de los padres perrunos pasa algo similar, pues no solamente se les tiene que llevar a regañadientes al veterinario, sino que además es mucho más difícil hacerles entender que es por su propio bien.

Puede que olviden rápido una desparacitación, una pastilla, una inyección, pero cómo olvidal al "cono de la vergüenza", se trata de un cono de plástico o de tela según sea el caso, que evita que nuestras mascotas se estén mordiendo o lamiendo una herida reciente, ya sea por un accidente y que esté sanando, o por algún tipo de cirugía reciente que hayan tenido.

A pesar de que es por su bien, para ellos es muy dificil de aceptar, puesto que definitivamente no es nada cómodo, y parece causarles una tristeza inmediata, y es que aceptémoslo, a nadie le gustaría pasar sus días con algo como eso en la cabeza.

Para algunos pocos, suele ser un hecho bastante gracioso, e incluso llegan a jugar con el, o se acostumbran bastante y no parece importarles, pero es la mayor parte la que parece tropezarse con todo, estorbarles para comer y causarles una pequeña depresión.

Mira estos tiernos ejemplos de perritos tristes con su cono.

Fuente: videismo.net

Publicidad

3. Creen que por ponerme un moño no me daré cuenta?

Creen que por ponerme un moño no me daré cuenta?

8. Y cómo se supone que me lama mis cositas?

Y cómo se supone que me lama mis cositas?

17. Nadie quiere jugar con el perro del cono

Nadie quiere jugar con el perro del cono
Publicidad

¿Qué te pareció?