18 Datos curiosos que seguro pasaste por alto de 'El Diablo Viste a la Moda'.

Publicidad

"El Diablo Viste a la Moda" o "The Devil Wears Prada" en su título original, es una película de comedia dramática dirigida por David Frankel, basada en la novela homónima de la periodista Lauren Weisberger, quien a su vez se inspiró en vivencias propias. Tanto el libro como la película son una sátira del mundo de la moda. Esta película se ha convertido en un clásico de la cultura pop y de las favoritas de las personas a las que les encanta todo lo que tiene que ver con moda, diseñadores, tendencias de ropa y modelaje.

En la película podemos ver marcas de ropa reales que se prestaron a aparecer en ella, como son Chanel, Prada, Armani y Calvin Klein, además de la famosa franquicia de café Starbucks.

En ella aparece Anne Hathaway, que se dió a conocer gracias a la película "El diario de la princesa", una producción de Disney, que cautivó a millones de fans.

Es una comedia que está lleno de moda, desfiles, glamour, amor, amistad, de todo, además que es sumamente divertida y sin lugar a duda te hará pasar un rato agradable. Si eres admirador de Anne Hathaway o Meryl Streep seguramente habrás visto la película ya unas cuantas veces, tanto como para saber los diálogos de memoria.

Sin embargo, seguramente habrá algunos datos que no conozcas sobre esta grandiosa película que marcó el cambio de chica Disney de Anne Hathaway a una actriz consagrada y que también nos volvió aún más fans de la fabulosa Meryl Streep.

Hoy te traemos algunos datos curiosos sobre el casting, el vestuario, los actores, personajes y la producción y el proceso de filmación de esta grandiosa película para que conozcas un poco más sobre cómo se hizo "El Diablo Viste a la Moda" y puedas compartirlo con los amantes de este film.

Sinopsis: En el vertiginoso mundo de la moda de Nueva York, la cumbre del éxito la representa la revista Runway, dirigida con mano de hierro por Miranda Priestly (Meryl Streep). Trabajar como ayudante de Miranda podría abrirle cualquier puerta a Andy Sachs (Anne Hathaway), si no fuera porque es una chica que destaca por su desaliño dentro del grupo de guapísimas periodistas de la revista. Andy comprende muy pronto que para triunfar en ese negocio va a necesitar algo más que iniciativa y preparación. Y la prueba está delante de ella, vestida de pies a cabeza de Prada. (Filmaffinity)

Fuente: videismo.net

Publicidad

1. Sin palabras.

Sin palabras.

Meryl Streep no le dirigió la palabra detrás de escenas a Anne Hathaway durante toda la filmación para mantener el papel. El primer día le dijo sobre el gusto que le daba trabajar con ella y eso fue lo único y último que le dijo durante la filmación.

2. No era Prada.

No era Prada.

Crédito: 20th Century Fox.

Más que Prada, Miranda Priestly vistió Donna Karan en su mayoría.

3. Moda costosa.

Moda costosa.

Crédito: 20th Century Fox.

Es una de las películas con el vestuario más caro de la historia. El valor total fue de casi 1 millón de dólares a pesar de que el presupuesto al inicio era de solo 100mil dólares.

4. Personalidades de la moda.

Personalidades de la moda.

Crédito: 20th Century Fox.

Además de Gisele Bündchen, Heidi Klum también hace un cameo en la película.

5. Emily tampoco era Prada.

Emily tampoco era Prada.

Crédito: 20th Century Fox.

La mayoría del guardarropa de Emily Blunt es de la diseñadora Vivienne Westwood.

6. Valentino.

Valentino.

Crédito: 20th Century Fox.

El único diseñador que accedió a aparecer en cámara fue Valentino Garavani. Aunque muchos más de la industria fueron mencionados como Patrick Demarchelier, Donatella Versace y Mario Testino. Evitaron aparecer como ellos mismos por temor a disgustar a la editora de Vogue,Anna Wintour, quien es ampliamente considerada como la inspiración para el personaje principal, Miranda Priestly.

7. Cameo de la escritora.

Cameo de la escritora.

Crédito: 20th Century Fox.

Lauren Weisberg, la autora del libro, aparece como la niñera de las gemelas de camino en el tren, además ella en realidad trabajó como asistente de Anna Wintour en Vogue y de ahí nació la idea para el libro.

8. El estilo de Miranda.

El estilo de Miranda.

Crédito: Harper's Bazaar.

La ex-editora de Harper's Bazaar, Liz Tilberis fue la inspiración para el vestuario de Miranda.

9. Otra Miranda.

Otra Miranda.

Crédito: John Phillips / Getty Images - Larry Busacca / Getty Images Entertainment

Helen Mirren y Kim Basinger también fueron consideradas para el papel de Miranda.

10. Pistas ocultas.

Pistas ocultas.

Crédito: 20th Century Fox.

En la escena donde Miranda le pide a Andy que la acompañe a París, ella viste un collar con dijes de la Torre Eiffel.

11. Muchos diseñadores.

Muchos diseñadores.

Crédito: 20th Century Fox.

Se utilizaron alrededor de 100 marcas diferentes para el guardarropa de todo el elenco y todas las prendas que se muestran en pantalla.

12. Prada y mucho más.

Prada y mucho más.

Crédito: 20th Century Fox.

Meryl tuvo apróximadamente 60 vestuarios diferentes para el papel de Miranda Priestly.

13. Otra Andy.

Otra Andy.

Crédito: Wifle Gif.

Juliette Lewis fue considerada para el papel de Andy.

14. Rachel McAdams también era opción

Rachel McAdams también era opción

Crédito: 20th Century Fox

La producción de la película quería a Rachel McAdams para el papel principal , pero ella no quería meterse en algo tan comercial y que además llevara el nombre de Prada en el título. Por otro lado, Anne Hathaway tuvo que esperar para poder interpretar a Sachs ya que no era la primera opción.

15. Zapatos de marca.

Zapatos de marca.

Crédito: 20th Century Fox.

Los primeros zapatos que se le ven a Miranda costaban $445 dólares y son de Prada.

16. Azul celeste.

Azul celeste.

Crédito: 20th Century Fox.

Y no, en 2002 ni Óscar de la Renta ni Yves Saint Laurent presentaron colecciones en azul celeste, toda esta escena y los datos sobre las pasarelas fueron meramente escritos para la película pues en realidad estas colecciones nunca existieron.

17. Stanley Tucci

Stanley Tucci

Crédito: 20th Century Fox

Puede que no lo creas, pero Stanley Tucci fue contratado a pocos días de empezar la filmación, exavtamente 72 horas antes de que comenzara el rodaje. La razón fue que nadie era lo suficientemente bueno para el personaje de Nigel.

Publicidad

¿Qué te pareció?