15 curiosidades que seguro no sabías sobre los sueños. ¡Que loco esta el #5!

El sueño es un aspecto del descanso nocturno que son tema de teorías, y algunas especulaciones, que en muchas ocasiones no llegan a nada. Sin embargo, la psicología ha realizado esfuerzos a lo largo de su historia en tratar de analizar estos secretos fragmentados del subconsciente de nuestra psique que se manifiesta en una sucesión de figuras alegóricas o eventos fantásticos, que al momento de vislumbrar en nuestra mente pueden transmitirnos un claro mensaje o desconcertarnos por completo.

Entre las muchas interpretaciones que se les puede dar a los sueños se encuentran los desahogos emocionales, los deseos conflictivos, recuerdos olvidados y frustraciones escondidas, entre muchos otros. Pero, a pesar de todos los estudios que se han ido realizando de la mano de la ciencia, soñar sigue resultando una actividad misteriosa, pues a pesar de dichas investigaciones científicas realizadas alrededor de los sueños, las causas de porqué soñamos todavía no han sido determinadas con exactitud.

Pero pese a que todavía hacen falta más cosas por investigar y descubrir sobre los sueños, aquí te compartimos algunos de los datos más curiosos en relación a ellos.

Fuente: videismo.net

1. Memoria

Memoria
0
1 Votes
A cinco minutos de despertar ya habrás olvidado la mitad de tu sueño, y después de diez, el 90 por ciento. Así que generalmente solo recuerdas el 10 por ciento de lo que realmente soñaste.

2. Ciegos

Ciegos
0
0 Votes
Aquellas personas que nacieron con vista pero la perdieron, pueden ver imágenes al soñar. Quienes nacieron sin el sentido de la vista, tienen sueños vívidos con sus sentidos más desarrollados: el olfato, tacto y oído.

3. Universal

Universal
0
0 Votes
Absolutamente todo el mundo sueña, aunque algunas personas con desórdenes mentales no lo recuerden.

4. Rostros

Rostros
0
0 Votes
En nuestros sueños solo vemos rostros de personas que ya conocemos, o al menos visto. Los rostros de las personas de nuestros sueños no son inventadas por nuestra mente; todas ellas son reales y se han quedado archivadas en nuestra memoria. Aunque no recordemos todos los rostros que observamos día a día, nuestro cerebro utiliza esta información en los sueños.