14 prácticos trucos para descubrir si la ropa que compras está bien hecha. ¡Genial!

Publicidad

Comprar es una actividad que puede hacer cualquiera que tenga dinero para gastar, aunque la gran mayoría de la gente suele poner en sus prioridades los gastos de las necesidades más básicas antes de cualquier lujo que se quieran dar. Desde los gastos de servicios básicos como son la electricidad, el agua, gas, gastos de transporte o gasolina, además de mantenimiento al hogar y automovil, comida y muchos otros detalles suelen anteponerse a aquellos gastos hechos por mero gusto.

Aunque cuando se trata de ropa, este puede ser tanto un gusto y lujo como una necesidad, pues el uso y lavado continuo desgastan nuestras prendas hasta que estas dejan de estar en condiciones óptimas para ser usadas en nuestras vidas rutinarias, necesitando ser suplidas cada cierto tiempo para poder mantenernos presentables en cualquier momento.

Claro que la calidad de la ropa que compras tiene mucho que ver con el periodo de vida que algunas prendas llegan a durar, aunque en ocasiones la cuidada apariencia exterior de algunas marcas suelen engañar a compradores que desconocen cómo verificar la calidad de la ropa al comprar una nueva prenda. Los siguientes trucos te ayudarán a descubrir si la ropa que compras cuenta con calidad y está bien hecha.

Fuente: videismo.net

Publicidad

1. Para verificar rápidamente la calidad de la tela, ve la prenda a contraluz.

Para verificar rápidamente la calidad de la tela, ve la prenda a contraluz.
En este ejemplo se muestran dos diferentes tipos de blusas de seda puestas contra una fuerte fuente de luz. Entre más gruesa sea el material, mayor será su calidad.

2. Haz la prueba de las arrugas.

Haz la prueba de las arrugas.
Toma parte de una prenda y oprime esta dentro de tu puño por unos segundos y después sueltala. Si la tela queda arrugada probablemente no vaya a superar la prueba del tiempo.

3. Para un chequeo rápido de calidad, también haz la prueba de "jalar".

Para un chequeo rápido de calidad, también haz la prueba de "jalar".
Toma parte de la prenda gentilmente entre tus manos y jala hacia lados opuestos parte de ella por unos segundos y luego libera la prenda del movimiento. Si la tela conserva su forma seguramente soportará un uso más cotidiano y un mayor número de lavadas.

4. Si tu ropa tiene apariencia unisex, trata de comprar en el departamento de hombres.

Si tu ropa tiene apariencia unisex, trata de comprar en el departamento de hombres.
Un consejo para las chicas que gustan de la comodidad de los jeans y las camisetas, si las prendas que vas a comprar tienen apariencia unisex y ves algo muy similar en el departamento de hombres, intenta comprarlo en el departamento de hombres, así te ahorrarás algo de dinero.

5. Evita comprar prendas con zippers expuestos.

Evita comprar prendas con zippers expuestos.
Los zippers que no están cubiertos por algo de tela suelen ser señal de mala calidad en la hechura de las prendas. Pon atención a este detalle.

6. Revisa que tus prendas tengan un margen considerable de dobladillo.

Revisa que tus prendas tengan un margen considerable de dobladillo.
Especialmente útil para las personas altas, el margen dobladillo te puede ayudar cuando quieras modificar estas prendas, ya sea porque te encuentres en crecimiento o tu prenda se encoja un poco, puedes descoser y reducir la tela del dobladillo para modificar estas prendas.

7. Procura que tus pantalones están hechos con costura francesa.

Procura que tus pantalones están hechos con costura francesa.
Este tipo de costura protege los bordes "crudos" de la tela con este tipo de costura.

8. Revisa los materiales en la etiqueta de instrucciones de cuidado.

Revisa los materiales en la etiqueta de instrucciones de cuidado.
Es preferente que verifiques los materiales de las telas de tu prenda, para que le des prioridad a las prendas con telas naturales, pues su periodo de vida suele ser mayor a los materiales sintéticos.

9. Asegurate de que tus patrones se emparejen en las costuras.

Asegurate de que tus patrones se emparejen en las costuras.
Revisa que los patrones de los costados y bolsillos de tus prendas se emparejen, pues hacer que estos se emparejen requiere de mayor uso de tela, lo que aumenta las probabilidades de una mejor calidad.

10. Revisa todas las costuras para verificar que todos los hilos estén emparejados.

Revisa todas las costuras para verificar que todos los hilos estén emparejados.
La costura de alta calidad suele ser recta, y debe de contar con un largo número de costuras por pulgada.

11. Puedes verificar la calidad al revisar los botones y los agujeros para botones.

Puedes verificar la calidad al revisar los botones y los agujeros para botones.
Los agujeros deben contar con costuras ceñidas y un adecuado tamaño para que el botón pueda pasar. Toca el botón y asegurate de que está firmemente cosido.

12. Jala gentilmente las costuras para verificar si no cuenta con espacios grandes entre ellas.

Jala gentilmente las costuras para verificar si no cuenta con espacios grandes entre ellas.
Las prendas de mayor calidad cuentan con costuras herméticas, lo que se traduce a una costura más ceñida y una mayor calidad en su hechura.

13. Las re-vestiduras suelen ser indicio de una mayor calidad.

Las re-vestiduras suelen ser indicio de una mayor calidad.
Las chamarras bien hechas suelen contar con re-vestiduras en los bordes de sus costuras, para ofrecer un mayor grado de seguridad a la prenda.

14. Si quieres asegurarte que una prenda está hecha a mano, revisa que la costura no sea solo una línea recta.

Si quieres asegurarte que una prenda está hecha a mano, revisa que la costura no sea solo una línea recta.
Si lo que buscas o quieres corroborar que una prenda está hecha a mano, trata de revisar que las costuras no están hechas solo en línea recta. Revisa que las puntadas están hechas en ángulo o con un diseño poco común.
Publicidad

¿Qué te pareció?